La calidad percibida por el consumidor

05 Oct La calidad percibida por el consumidor

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La calidad de un producto de consumo comprende tres aspectos fundamentales: físico-químico (nutricional), sensorial y microbiológico. Los aspectos relacionados con la calidad sensorial son los que más relacionados están con la calidad percibida por el consumidor, y consecuentemente, con la selección y compra de un producto.

 

Así, las características de calidad sensorial, tales como el olor, sabor, textura, apariencia necesitan ser monitorizadas en diversos momentos: en la percepción y selección de la calidad, por medio de estudios con consumidores, en el desarrollo y procesado de un producto, por estudios de la influencia de ingredientes y de tecnologías aplicadas, y en el control de calidad sensorial durante el almacenamiento como por ejemplo en la determinación de la vida útil de un alimento.

 

El análisis sensorial es un herramienta muy poderosa necesaria en todas las etapas del desarrollo de producto, desde la fase conceptual, pasando por la selección de prototipos y control de producto hasta finalmente la puesta en el mercado. No sólo se aplica en la industria alimentaria, sino también en la cosmética, higiene personal, perfumería, textil y farmacéutica:

 

Estas son algunas de las aplicaciones más comunes para el uso del análisis sensorial:

– control de calidad

– control del efecto del envase o packaging sobre el producto acabado

– en programas de reducción de costes: modificación de ingredientes y/o cantidad del mismo, procesos tecnológicos

– para la evaluación del efecto de alteraciones producidas sobre la materia prima

– como herramienta decisoria en etapas de desarrollo de producto

– en estudios para medir la estabilidad en el tiempo de almacenamiento

– en testeos de mercado para introducir nuevos productos o productos re-formulados

 

El análisis sensorial se integra como soporte técnico en diversas áreas profesionales como son las de control de calidad, producción, investigación y desarrollo y marketing. Una herramienta muy útil, objetiva y de rigor científico que aporta valor en la toma de decisiones inteligentes.